Empanadas japonesas (gyozas)

maneki-neko-japon-suerte

La receta que os propongo aquí es una versión poco ortodoxa de las afamadas “gyozas”, empanadas japonesas rellenas de col y carne de cerdo picada. La gracia de esta adaptación es que cualquiera puede prepararlas en casa, si dispone de un mínimo de productos japoneses muy básicos (salsa de soja, mirin, sake) e, incluso, pueden cocinarse prescindiendo de casi todos ellos (a excepción de la salsa de soja).

Ingredientes (para 30 unidades):
– 30 obleas para empanadas japonesas, congeladas (en el apartado de “dudas existenciales” explico dónde adquirirlas).
Son una masa de trigo y agua, así que los más hacendosos podéis prepararlas en casa -es como hacer pasta fresca. Mezcláis agua y harina hasta obtener una masa firme y elástica, la dejáis reposar una hora, la estiráis con un rodillo y cortáis círculos con la ayuda de un vaso o un cortador de pasta-.
– 200 gramos de carne de cerdo picada
– 100 gramos de col china (podéis sustituirla por col corriente y moliente)
– 2 cebolletas (o 1 cebolla pequeña)
– 1 cucharada de jengibre fresco rallado (en muchas fruterías podéis adquirir un trocito. No es caro y se conserva mucho tiempo en la nevera).
– 2 cucharadas de salsa de soja japonesa
– 1 cucharada de mirin (una especie de vino de arroz japonés)
– 1 cucharada de sake (licor de arroz japonés). Si no tenéis, podéis sustiuirlo por vodka u orujo.
– 1 cucharada de aceite de sésamo (o de girasol)
– 1 cucharadita de harina de Maizena (es harina de maíz, fécula o almidón).

Elaboración:
1.- Unas dos horas antes de empezar a preparar las empanadas, descongelad las obleas.
2.- Lavad las verduras -col, cebolletas- y picadlas tan finamente como podáis (sin desechar la parte verde de las cebolletas).
3.- Mezclad todos los ingredientes del relleno en un bol (carne, verduras picadas, jengibre, etc.). Cubrid el bol con papel film y reservad en la nevera. Dejad que macere todo una media hora, para que la carne se empape del sabor de las verduras y los condimentos.
4.- Extended las obleas sobre la encimera de la cocina (o una tabla), que debe estar muy limpia y seca (si está húmeda, corréis el riesgo de que las obleas se peguen a la encimera). Colocad una cucharada de relleno en el centro de las redondas de masa.
5.- Humedeced con agua los bordes de la masa y cerrad, pellizcando el borde de las empanadillas para cerrarlas bien. Tendrán este aspecto:

Empanadas japonesas 2

6.- Untad una sartén grande (en la que quepan todas las empanadillas) con aceite de girasol, de tal forma que esté toda la sartén aceitada pero no quede aceite nadando en su interior. Dorad las empanadillas a fuego vivo por la base y uno de los lados.
7.- Cuando estén doradas, añadid medio vaso de agua a la sartén y cocinad a fuego vivo hasta que toda el agua se evapore, sin cubrir la sartén.
8.- ¡Ya tenéis las empanadillas listas! Sacad de la sartén y comedlas inmediatamente, bien calientes, acompañadas de salsa de soja rebajada con mirin o, en su defecto, con un chorrito de agua. Están riquísimas. Palabrita del niño Jesús.

Empanadas japonesas
DUDAS EXISTENCIALES DIVERSAS:

¿DÓNDE COMPRAR EL MIRIN, EL SAKE, EL ACEITE DE SÉSAMO Y LA MASA PARA LAS EMPANADAS? (EN BARCELONA)
Podéis encontrar estos productos en cualquier comercio de alimentación asiática.
Por ejemplo:
– Tokyo-ya
– El japonés del centro comercial la Illa Diagonal
– Coloimport
La masa para empanadas se vende congelada, así que podéis comprar tres o cuatro paquetes de una vez (cada uno contiene unas 30 obleas). Así os ahorráis ulteriores excursiones.

NO TENGO MIRIN NI SAKE NI ACEITE DE SÉSAMO, PERO QUIERO PREPARAR LAS EMPANADAS DE TODAS FORMAS…
… Ningún problema. Prescindid de estos ingredientes. El sabor variará un poco, pero seguirán estando buenísimas. Lo único que no podéis eliminar es la salsa de soja. Avisados quedáis.

¿PUEDEN PREPARARSE CON ANTELACIÓN?
Sí, pero tenéis que congelar las empanadillas una vez rellenas y con forma. Y descongelarlas completamente antes de cocinarlas. Podéis preparar cincuenta o cien de una vez e ir consumiendo poco a poco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *